Tratamiento del envejecimiento en Oviedo

Tratamiento del envejecimiento

¿Cómo rejuvenecer una vez envejecidos? ¡No lo piense¡ Lo más efectivo, es sin ninguna duda, bien demostrado y más barato a largo plazo, la Cirugía de Rejuvenecimiento en todas sus modalidades, sigue siendo todavía, lo más natural y lo que afronta los verdaderos problemas y consecuencias del envejecimiento en todas sus dimensiones.


Desde cambios estructurales de la cara como pómulos, mentón y nariz, hasta reposición de los tejidos blandos en cualquier zona de la cara. La consulta con un experimentado y honesto cirujano, bien formado, con dimensión quirúrgica profunda, es el que le debe señalar los objetivos, orden y prioridades del programa quirúrgico y del programa médico estético que puede usar de acuerdo con su capacidad económica y su nivel de perfección.


El envejecimiento facial y corporal hay que abordarlo integralmente desde el perfil psicológico del paciente hasta la Medicina Interna, con todos los recursos de la medicina estética y cirugía estética administrados con una equidad, de acuerdo con las necesidades del paciente y no con las posibilidades de tratamiento del profesional. Cuando toca Cirugía hay que hacerla, cuando son procedimientos de la medicina estética como infiltraciones, se hace; no porque se tenga a mano, sino porque es el tratamiento idóneo. Finalmente entienda, que la belleza y la juventud vienen desde dentro. No podemos olvidar la incipiente Medicina Antiedad que precisamente trabaja efectivamente desde dentro del cuerpo, como la discutida Terapia Hormonal.


La expresión máxima de la Cirugía de Rejuvenecimiento, es el candidato que viene exigiendo: “Doctor hágame lo más joven que pueda, estoy desposando a un hombre/mujer más joven que yo y además es muy rico/a, apuesto/a, generoso/a y encima me adora”. Esta situación puede darse en ambos géneros. Es una muy potente motivación. ¿Cómo respondemos los cirujanos cuando entra por la consulta, una persona en esas circunstancias? Literalmente, nos ponemos al proyecto de inmediato. Revisamos todo lo que pueda ser objetivo quirúrgico-estético tanto estructural como descolgamiento de los tejidos, hasta la calidad de la piel es examinada para determinar, si después de acabar por dentro, continuamos con la piel para restituirla normalmente con procedimientos cruentos (peeling, resurfacing, dermoabrasión, etc.). Estamos ante lo máximo en cirugía estética de la edad, sería el paciente ansiado en una consulta de Hollywood para lograr metas de 10, 20 a 30 (sí, en efecto se puede lograr) años de rejuvenecimiento. Pues bien este paciente se llevaría un levantamiento o lifting total, más otros procedimientos estéticos, de acuerdo con las facciones deficientes del paciente.


En el hacer de un cirujano este paciente aparece muy raramente. Las necesidades no son tan perentorias, ni tan taxativas en la mayoría de los candidatos. Primero es el factor económico y segundo es el factor social: lo quieren hacer discretamente, entonces hay que aprovechar el dinero juiciosamente y los cambios deben ir dirigidos a lo que más ofende al paciente subjetivamente. El cirujano con buenas cualidades, embarca al paciente en la dirección correcta. Una consulta de calidad y honesta es el principio de todo. No esquive consultas pre-operatorias. Es el plan maestro. Luego viene la ejecución del cirujano de ese plan con técnicas depuradas, completas y con mucho detalle y con mucho tiempo.


Típicamente el procedimiento quirúrgico más corriente es lifting lateral de mejilla y cuello, después, posiblemente, la cirugía de párpados o blefaroplastia. Todavía podemos hacer levantamiento de la sien, frente y lifting central subperióstico (ojeras profundas). Después, nos podemos concentrar en la piel, en el “código de barras” o arrugas del labio superior, cuyo mejor tratamiento es una dermoabrasión o levantar la punta de la nariz que se ha caído y que nos hace brujitas, resolviéndolo con una rinoplastia de la edad madura y un peeling profundo para renovar la piel de sus imperfecciones.


Hay mitos falsos sobre Cirugía Estética: los deja poco naturales, se tienen que volver a operar, no son ellos, no parecen los mismos, etc., promovidos por la tele basura. Esto no es así en la cirugía bien planeada y bien ejecutada.


La cirugía de calidad es extremadamente natural y no es necesario volver a operarse de nuevo. Después de 10 años habrá envejecido otro tanto y si existe objetivo quirúrgico y posibilidades de mejoramiento podrá repetir el lifting, pero lo que consiguió en el primer lifting es para toda la vida y si no le hubiese operado en ese momento, aparecería ahora como una abuelita en vez de una mujer de edad mediana, bien conservada. El uso de Hilos para estirar es de efecto corto y para personas todavía jóvenes, pero atraen al paciente por ser procedimientos de consulta y de recuperación rápida sin repercusión social.


Consulte por cada uno de nuestros servicios, en Clinimagen, le atenderemos en Oviedo.

Rostro de mujer